ESTUDIOS

 

En los primeros días de los estudios Disney, la creación de historietas era cosa sencilla. Walt Disney y Ub Iwerks creaban las historias empleando "gags" que Roy Disney seleccionaba. Ub hacia las viñetas de la acción y Walt y el músico Carl Stallings escribían la música y mecanografiaban el dialogo al pie de las viñetas.
Estudios Disney
 

Conforme hubo que aumentar la producción, la mayor parte del personal participaba en las reuniones para hablar de las historietas. Estas reuniones tenían lugar por la noche en casa de Walt, un apartamento de cinco habitaciones que debía temblar de risa cuando Walt, Roy, Ub, Wilfred Jackson, Les Clark y Johnny Cannon, conocían las nuevas aventuras de Mickey Mouse.

El estudio creció y el método de creación de las historietas cambio un poco. Walt y sus dibujantes iban a hacer una nueva experiencia. Todo el estudio seria invitado a sugerir "gags". Los que consiguieron algo que hiciera reír fueron recompensados con cantidades que iban de los 2 dólares a los 25 dólares.

En los primeros años 30, los estudios Walt Disney ardían de actividad. Pero era necesario encontrar un sistema mejor, y este sistema fue al fin encontrado por el equipo de dibujantes de una manera casi accidental, en el despacho de Webb Smith.

"Webb era un viejo periodista y un sorprendente dibujante", recordaba Walt Disney años más tarde. "Nos sentamos en su despacho por la mañana y pensábamos en las viñetas. Si Pluto conducía una excavadora se le podía ver dando saltos por las montañas y luego con la excavadora por sombrero".

"Después de comer iba al despacho de Webb, que ya tenia las viñetas preparadas en hojas de papel. Todo estaba lleno de dibujos; por encima de las mesas, por el suelo, por las sillas. Era demasiado complicado hacerse una idea, reuniéndolas y ojeándolas una tras otra. Entonces decidimos poner las viñetas de papel en la pared. Así nació la primera "tira".

Estudios Disney
 

Hoy en día las historietas son algo corriente en la industria de los dibujos animados. Simple y básicamente cuenta la viñeta exactamente como la ve la cámara. Es flexible, porque puede introducirse cualquier modificación con simplemente despegar una viñeta y sustituirla por otra. La "tira" o "Storyboard" puede representar movimientos lentos y febril algarabía. Cuando las cámaras se hicieron más complejas, las tiras indicaban ángulos de filmación. En las tiras que servían de base para historietas había normalmente 60 viñetas, se utilizaban tantas tiras como fuese necesario.

Un cortometraje puede hacerse normalmente con tres tiras y un largometraje con 25 o más. las "tiras" se fotografían y después se despegan las viñetas para ser guardadas en el estudio.

Los dibujantes de Walt Disney confiesan que las tiras tenían un inconveniente. Porque conforme el dibujante las iba haciendo, Walt Disney las veía y podía simplemente arrancarlas sin dar tiempo a terminar si no le gustaban.

El ratón Mickey era internacionalmente conocido pero no era pagado como una estrella de cine. Los cortometrajes de los dibujos animados eran considerados como programas de relleno y solamente se pagaban unos pocos dólares por ellos.

Nadie sabe cuando los estudios Disney empezaron a pensar en los largometrajes. Con toda seguridad, uno de los pasos importantes fue dado en 1931, cuando Walt empezó a reorganizar su equipo de historietistas. Coloco como jefe de departamento a Ted Sears y le dijo: "Si queremos hacer mejores historietas tenemos que dividir la responsabilidad entre los redactores y los dibujantes. Desde ahora quiero que tu te concentres en crear los textos".

Blancanieves empezó a rodarse en 1934. Walt Disney se sintió fascinado por esta historia durante toda su vida.

Ward Kimball, Marc Davis y Ollie Johnston. Tres de los más famosos dibujantes de Disney.

"Los cuerpos de los enanitos me intrigaban", decía. "Vi enseguida que tenían un gran atractivo". Tenia que contagiar su entusiasmo por el proyecto a todo el estudio. ¿Seguirían las reuniones habituales teniendo lugar con la misma minuciosidad cuando hubiera que pasar largometrajes de 80 minutos? Nadie lo sabia. Hasta ahora las viñetas se sucedían una tras otra en el papel, pero al alargarse considerablemente las historietas, empezaba a echarse en falta una nueva técnica.

Durante un periodo de tres años, se discutieron miles de ideas en aquellas reuniones para Blancanieves. Se empezaron cosas que fueron al cesto de los papeles, y muchas ideas que al principio parecían brillantes fueron después abandonadas. En 1937 el mundo aclamaba a Blancanieves, una película que llevo más dinero a las taquillas que cualquier otra película de la época. ¿Cómo se hace una buena historia? Según Walt Disney, la primera condición es que sea interesante.

"Además del interés la historia debe ser comprensible en cualquier país y tener en cuenta que la mayor parte de nuestros ingresos vienen de Europa. Casi todas nuestras victorias cumplen con este requisito. La única excepción fue "la Dama y el Vagabundo" que era muy "americana". Pero incluso ahí encontramos un perro y los perros son internacionales".

Los temas de Walt Disney no se realizan en un tiempo preestablecido. Mientras que la producción de una película puede llevarnos a un trabajo de hasta 7 años, si la hacemos "tópica" puede quedar pasada de moda antes de salir. Y las "reediciones cuando una película tiene éxito juegan un importante papel en nuestra economía.

¿Que cualidades debe tener un buen redactor? En primer lugar ha de poseer buena memoria. Un buen redactor no olvida nunca una situación; cualquier incidente sucedido años atrás puede ser útil en una película de dibujos animados.

Casi todos los redactores empiezan como dibujantes. Piensan en términos cinematográficos y de esta forma es como escriben las historias. Los diálogos son breves. En Bambi, por ejemplo solo se oyen mil palabras en toda la película, que son las únicas necesarias.

"lo que nos interesa es lo que hacen los personajes y no tanto lo que dicen" comenta Wiston Hibler. "Nuestro mundo es un mundo en movimiento".

¿Cómo se prepara un largometraje de dibujos animados?. La respuesta se ha encontrado en años de reuniones, noches en vela, "tiras", inacabables conversaciones con una mezcla de ternura, inspiración y talento.

Imagenes de Blancanieves y los siete enanitos
© The Walt Disney Company

Blancanieves tenia un argumento muy claro Era fundamentalmente una heroína amenazada por su madrastra y rescatada finalmente por el héroe. Los enanitos que la protegieron y los animales del bosque no presentaban ningún problema, porque no había que sacarlos de los personajes que se habían estado dibujando durante años. El príncipe era difícil de "animar", por lo que su papel fue limitado al mínimo. Aparecía solo al principio y al final y la idea de una danza "soñada" entre él y Blancanieves fue descartada.

 

Imagenes de Pinocho
© The Walt Disney Company

Para Pinocho había demasiado material. La historia original de Collodi ofrecía gran cantidad de variadas aventuras. Los narradores de historietas tuvieron que acortar y hacer una trama coherente conservando el espíritu de las aventuras originales. Hubo que hacer algunos cambios en el personaje. En el libro, Pinocho aparecía como un muñeco demasiado travieso y no demasiado simpático como héroe, por lo que se modificó su carácter haciéndolo aparecer como víctima de otros personajes. esto le haría más popular.

 

Imagenes de La cenicienta
© The Walt Disney Company

La Cenicienta fue otro ejemplo de argumento sencillo. La base de la historia estaba clara, pero era necesario hacer algo más. Los ratones solucionaron el problema. resultaban cómicos y tenían su propio argumento, con el gato haciendo de "malo" e introduciendo un contraste. Con esto se conseguía también que Cenicienta apareciese aun más simpática por la compasión que sentía por los ratoncitos.

 

Imagenes de Peter Pan
© The Walt Disney Company

Para Peter Pan se contaba con un material excesivo. El argumento tenia que acortarse y gran parte del original de Barrie había de ser sacrificado. Los narradores tenían que escoger entre muchos puntos de partida para empezar su historia, que muchas veces no era realmente el principio. Se escogía una secuencia clave para comenzar, procurando que se tratara de una secuencia en la que se daba a los personajes la oportunidad de proseguir "ellos mismos" sus aventuras.

 

Imagenes del Libro de la Selva
© The Walt Disney Company

En el libro de la Selva, por ejemplo, el primer personaje que se veía en la pantalla era la pantera Banghera, después aparecía Mowgli y el Oso Baloo. Los lobos que habían llevado a Mowgli a la jungla no se dibujaron hasta que la película estuvo casi terminada. Los tres personajes citados soportaban todo el peso de la historia. O como decía un redactor, "a Walt Disney le gustaba empezar siempre por la mitad y trabajar hacia adelante y hacia atrás".

 

 

Webmaster and desings by COSMIC ©. 

SÓLO DISNEY© 2004. All rights reserved.

 

Diseño, creación y mantenimiento de páginas web.

cosmicwebmaster@yahoo.es